965 314 555 info@dangla.es

Los falsos techos son cubiertas fabricadas en diferentes materiales que se colocan a unos centímetros por debajo del techo verdadero. Pueden llegar a ser elementos indispensables en tu casa o establecimiento, ya que son muchos los beneficios que se obtienen al utilizarlos. 

Entre las ventajas que ofrecen se encuentra un considerable ahorro económico, además, le ofrece a tu hogar practicidad y estilo. A continuación, te mostramos toda la información que necesitas saber sobre este singular elemento constructivo.

¿Para qué sirve un falso techo?

En la actualidad los falsos techos, también conocidos como techos registrables, no solo se emplean como simples elementos decorativos, son una de las opciones más rentables para tu vivienda o local por sus grandes beneficios. 

De hecho, es común encontrar este tipo de techos en oficinas, ya que cuenta con un amplio abanico de funciones. 

Por ejemplo, contribuye a la estética del lugar. Al ser un material ubicado por debajo del verdadero techo el espacio intermedio se puede utilizar. Por lo tanto, esa zona se vuelve perfecta para colocar los montajes del inmueble, las tuberías del agua, los conductos de gas, las instalaciones eléctricas y los sistemas de aire acondicionado. 

Otras de las características que posee son: 

  • Cuentan con función de aislamiento térmico y acústico. Una capacidad que puede ser incrementada según el material que se utiliza para el falso techo
  • Es posible encontrarlos incombustibles, aportando así más seguridad al inmueble. En caso de incendios actúan como una barrera contra el fuego. 
  • Son ideales para colocar en lugares donde el agua se condensa, baños o cocinas. Son resistentes a la humedad. 
  • Su instalación resulta sumamente sencilla. 
  • Es posible acceder, de manera cómoda y fácil, a las instalaciones del montaje al momento de realizar reparaciones, ya  que, según el tipo de falso techo que se tenga, basta con retirar las piezas que hagan falta y volver a colocarlas posteriormente. 

Tipos de falsos techos según su posición

Antes de que realices una instalación de techo falso debes saber que existen diferentes clases de dónde escoger. Estos pueden variar de acuerdo con su colocación. Los tipos de falsos techos son:

Techo registrable

Este tipo de falso techo cuenta con una instalación que puede realizarse de forma sencilla y en poco tiempo. 

También, son sumamente prácticos, ya que son desmontables. Asimismo, el mantenimiento de estos puede consistir en el reemplazo de alguna de sus placas de manera individual. 

Techo continuo

Los falsos techos continuos son los que suelen ser instalados en dos diferentes materiales. Es decir, escayola y yeso laminado

Estos, a diferencia de los de tipo registrable, son fijos, es decir, no pueden ser retirados y colocados nuevamente. Además, necesitan de cierto grado de mantenimiento. 

Tipos de falsos techos según su material

Al hablar de materiales para falsos techos cada día son más las combinaciones y variaciones que vas a encontrar. 

En vista de tanta variedad puede que en ocasiones escoger el más apropiado resulte ser una tarea complicada, sin embargo, conocer las características y las ventajas que ofrece cada material te ayudará a seleccionar el adecuado para ti. 

Entre los materiales utilizados con más frecuencia en falsos techos están los siguientes: 

Falso techo de pladur

Un falso techo pladur es un tipo de techo falso que sobresale porque requiere de un montaje sencillo.

Además, el pladur, también conocido como cartón yeso, es un material utilizado con frecuencia como aislante adicional. Es posible combinarlo con lana de roca para conseguir un grado de aislamiento mayor. 

Falso techo de escayola

La escayola es uno de los materiales más utilizados al momento de realizar reformas en el hogar. No es de extrañar encontrar numerosos falsos techos fabricados con este componente.

Esto es debido a que resulta sumamente sencillo de trabajar y es muy versátil dentro del mundo de la decoración.

Falso techo de lamas

Uno de los falsos techos más comunes en comercios y edificios empresariales son los de lamas. Estas suelen ser de madera, aluminio o vinilo y  aportan mayor estilo y elegancia a las estancias. 

Falso techo de lamas metálicas

Entre las características más sobresalientes de los falsos techos de lamas metálicas encontramos su versatilidad en cuanto a decoración. Puesto que es posible hallarlos en numerosos modelos, formas y diversos colores.

Falso techo de fibra de vidrio

Este es uno de los materiales más novedosos en cuanto a falsos techos. Además, cumple con la función de aislante acústico en la estancia en la que se coloque. De manera que, no tendrás que realizar un gasto adicional en instalación de aislantes acústicos. 

Falso techo de placas de vinilo

Las placas de vinilo utilizadas en los falsos techos se realizan a partir de 2 ingredientes, los cuales son yeso laminado y un revestimiento de policloruro de vinilo blanco. Dichos componentes crean una capa protectora impermeable que facilita su limpieza.

Ahora que ya conoces las aplicaciones, tipos y características de los falsos techos, contáctanos y te asesoraremos para que elijas el que más te conviene.